¿Por qué la cerveza te gusta tanto?

La cerveza, como el café solo, no suele resultar agradable para nadie en un principio. Sin embargo, algunas personas desarrollan un gusto especial por estas bebidas a medida que siguen probándolas. Otras, en cambio, no llegan a tolerarlas nunca, normalmente porque no aguantan el sabor amargo.

Esto es algo bastante frecuente, separar a las personas según si prefieren sustancias dulces o amargas. ¿Pero a qué se debe realmente esta “clasificación natural”? Y lo que es más importante: ¿Está regida por los genes? Para contestar a estas cuestiones, un equipo de científicos de la Universidad de Northwestern ha llevado a cabo un estudio, publicado hoy en Human Molecular Genetics, en el que se comparan las preferencias de 336.000 personas del biobanco de Reino Unido, teniendo en cuenta datos de su genoma extraídos del mismo.

Sigue leyendo esta entrada aqui…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *