«El último baile» el documental de Michael Jordan

Debemos estar agradecidos ante el brillante trabajo de investigación, documentación y acercamiento del documental dirigido por Jason Hehir, que se mete hasta el fondo en el pasado de la leyenda sin esconder los trapos sucios y unas tiranteces que aún no se han ido con el paso de los años.

Sus problemas con los Pistons, con la directiva o con los entrenadores están sobre la mesa. Y los problemas y asuntos pendientes de Michael Jordan sobre la mesa son algo muy, muy jugoso.

Sostenido, de momento, sobre tres pilares fundamentales de ese equipo histórico, el triángulo formado por Jordan – Pippen – Rodman, además de la figura de Phil Jackson, el documental es un constante viaje de ida y vuelta, ascensos y caídas, individuales y colectivas, alrededor del mejor jugador de baloncesto de la historia de la humanidad. Pero no todo en Michael Jordan era luz divina. ¿O acaso algún dios ha llegado a serlo sin tener que pagar un precio?

Sin pelos en la lengua, desde su casa en la playa y con su inseparable cigarro habano en la mano (y un buen escocés al lado), Jordan mira hacia atrás sin ira, alabando el enorme esfuerzo realizado por parte de un equipo que arrimó el hombro y que lo elevó al cielo, precisamente, cuando empezó a confiar en sus compañeros.

‘The Last Dance’ es un regalo, un homenaje a todos aquellos que volaron en los noventa, durante la última edad de oro de la NBA, antes de la conversión que sufriría más adelante y en la que ya todos los jugadores parecían atletas. Tal vez nuestros recuerdos no estén tan distorsionados. Tal vez aquella NBA estaba realmente a años luz de la actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *